• 19 junio, 2016

Candidatos al diaconado y al presbiterado del Camino Neocatecumenal

Candidatos al diaconado y al presbiterado del Camino Neocatecumenal

Solemne Eucaristía presidida por El Sr. Obispo D. J. Leonardo Lemos Montanet.






El Camino Neocatecumenal

A inicios de los años 60, Francisco José Gómez de Argüello (Kiko Argüello) tuvo, según él mismo cuenta, una visión de la Virgen María] que le habría pedido «hacer comunidades como la Sagrada Familia de Nazaret».









Se dedicó a la evangelización de las zonas pobres de Palomeras Altas, donde en su mayoría eran personas pobres, las cuales vivían en chabolas, en la periferia de Madrid. Allí conoció a Carmen Hernández y desde 1964 a 1967 trabajaron juntos, viviendo entre desamparados y prostitutas. Además de la evangelización directa y atención de estas personas, meditaban la Biblia y la liturgia.

El arzobispo de Madrid, Mons. Casimiro Morcillo les invitó a trabajar en algunas parroquias de la ciudad y también en Zamora, en la Parroquia de San Frontis, donde comenzó las catequesis en el año 1967. En esta parroquia está presente la comunidad neocatecumenal más antigua del mundo. La experiencia sirvió para profundizar en el valor del bautismo y de la maduración de la fe en las personas que recibían sus predicaciones.

En 1968 fueron invitados a trabajar también en Roma por monseñor Dino Torreggiani. Se trasladaron a los suburbios del Borghetto Latino y comenzaron sus charlas en la parroquia Nuestra Señora del Santísimo Sacramento y de los mártires canadienses, en Nomentana. De ahí el carisma se fue expandiendo a otros lugares del mundo.







En abril de 1970, en Majadahonda, Argüello y Hernández y otros responsables y párrocos se reunieron para reflexionar sobre la identidad de las comunidades que estaban surgiendo en las parroquias. Allí se definieron los elementos fundamentales de su metodología y carisma apostólico.

En 1974, tras un período de dos años de estudio y revisión, la Congregación para el Culto Divinopublicó en su revista oficial, una breve nota Praeclarum exemplarapreciando las obras de las comunidades Neocatecumenales. ] En los años que siguieron, a petición de la misma congregación, se eligió el nombre “Camino Neocatecumenal” sobre otros nombres propuestos, i.e. «Catecumenado Post-Baptismal».


En 1990 el papa Juan Pablo IIdirigió a Monseñor Paul Cordes, responsable en la Curia del Consejo de los laicos, una carta] de reconocimiento formal, con un ruego a los obispos para que ayudaran a los neocatecumenales en su apostolado.]

En Ruanda, en octubre de 1994, el sacerdote Justin Furaha y otras decenas de personas entre sacerdotes, monjas y laicos que pertenecían al camino, fueron asesinadas durante el Genocidio de Ruanda. Este hecho fue recogido por la revista católica de teología Communio,] y ha sido reproducido de nuevo en diferentes medios católicos en el 20 aniversarios del genocidio de Ruanda.

El 29 de junio de 2002 llegó un primer reconocimiento del Pontificio Consejo para los Laicos, con la aprobación ad experimentum, por un período de cinco años, del Estatuto del Camino Neocatecumenal.]

Para la Solemnidad de Pentecostés del 2008 (11 de mayo) se ratificaba en la Santa Sede la aprobación “definitiva” de los Estatutos por el Consejo Pontificio para los Laicos y el 13 de junio del mismo año el Presidente de dicho Dicasterio Vaticano, el Cardenal Rylko entregaba el Decreto de aprobación junto con los Estatutos a los Iniciadores de Camino: Kiko Arguello y Carmen Hernández junto con el P. Mario Pezzi. Este fue un día de mucha importancia en la historia del Camino Neocatecumenal.
En enero de 2011 se anunció la aprobación de las catequesis del Camino Neocatecumenal (antiguas “Orientaciones para el equipo de catequistas”) tras la revisión por la Congregación de la Doctrina de la Fe y la incorporación de citas del Catecismo, quedando como oficiales por la Comisión Pontificia para los Laicos, que los ha titulado como Directorio Catequético del Camino Neocatecumenal. Estas catequesis definen la formación católica que reciben sus miembros en las diferentes etapas del mismo. De esta forma se confiere mayor legitimidad al itinerario de formación que representa el camino neocatecumenal en la Iglesia] El 20 de enero de 2012, el Pontificio Consejo para los Laicos publicó un decreto con el que se aprobaban las celebraciones contenidas en el Directorio Catequético del Camino Neocatecumenal] que definen la formación católica que reciben sus miembros en las diferentes etapas del mismo.

Dejar una Respuesta

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje