• 29 julio, 2019

Santa Marta

Santa Marta

 

Santa Marta

Patrona de las amas de casa, de los hosteleros

 y de las residencias de ancianos.

Su bendita imagen está en la capilla de la conversión de san Pablo, en el ábside de la Catedral.

 

 

Marta, discípula del Señor (29 de julio). Hermana de Lázaro y María, aparece en el evangelio hospedando al Señor en su casa y siendo muy solícita para atenderle. Manda aviso al Señor de la grave enfermedad de su herma­no, pero cuando el Señor llega a Betania, Lázaro ya está enterrado. Marta le dice a Jesús que si hubiera estado allí no habría muerto su hermano, pero aun así  tiene fe, y cuando Jesús le pregunta si cree, ella afirma que cree que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, el que tenía que venir a este mundo. Cuando Jesús manda abrir el sepulcro de Lázaro, Marta objeta que ya hiede, pero el Señor la reafirma en la fe. En el banquete que se da a Jesús tras la resurrección de Lázaro, el evangelio se­ñala que era Marta la que servía. Aparece así en los evangelios llena de fe y activa. Su culto es antiguo en Oriente y Occiden­te, donde ya la conmemora el Martirolo­gio Jeronimiano. La leyenda le atribuye la captura de un dragón y la presenta con un hisopo de agua bendita.

Palabra de Dios: Juan 11, 23 – 27: «Jesús le dijo a Marta: «Tu hermano resucitará». Marta le respondió: «Sé que resucitará en la resurrección del último día». Jesús le dijo: «Yo soy la Resurrección y la Vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá; y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?» Ella le respondió: «Sí, Señor, creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que debía venir al mundo».

Papa Francisco: “No es sano amar el silencio y rehuir el encuentro con el otro, desear el descanso y rechazar la actividad, buscar la oración y menospreciar el servicio. Todo puede ser aceptado e integrado como parte de la propia existencia en este mundo, y se incorpora en el camino de santificación. Somos llamados a vivir la contemplación también en medio de la acción, y nos santificamos en el ejercicio responsable y generoso de la propia misión”.

Oración

Dios, todopoderoso y eterno, tu Hijo se dignó hospedarse en la casa de santa Marta, concédenos, por su intercesión, que, sirviendo fielmente a Cristo en nuestros hermanos, merezcamos ser recibidos por ti en la morada celestial. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por el Cabildo de la Catedral de Ourense. La finalidad de la recogida de estos datos es la de atender a tu solicitud. Estos datos son enviados directamente a courense@artisplendore.com, cuenta de email situada en un servidor de la Unión Europea. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, olvido, portabilidad, limitación a tratamiento, cancelación y oposición enviando un correo electrónico a courense@artisplendore.com Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en la Política de Privacidad de esta web.