• 28 abril, 2015

Fiesta del Santo Cristo de Ourense

Fiesta del Santo Cristo de Ourense


Día 3 de mayo, Domingo: Noveno día de la novena y Fiesta del  Santo Cristo de Ourense

Hoy, día 3 de mayo, los orensanos nos sentimos alegres, porque celebramos la fiesta del Santo Cristo de Ourense. Desde las primeras horas de la mañana la Catedral Basílica está llena a rebosar de devotos del Santo Cristo. Vienen a postrarse a los pies de la Bendita Imagen; vienen a pedir por sus necesidades materiales (la pobreza, el paro, posibles desahucios, enfermedades…); vienen a pedir por sus necesidades morales (quieren verse libres de la esclavitud de los vicios y del pecado) y vienen a pedir por sus necesidades espirituales (unidas siempre a la miseria espiritual, que nos golpea cuando nos alejamos de Dios y rechazamos su amor). Hoy la liturgia de la Palabra nos invita a levantar la mirada, a mirar al árbol de la Cruz, a mirar al Santo Cristo de Ourense, y, con mucha fe y confianza decirle: 

Santo Cristo de Ourense

¡Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos, que por tu santa Cruz redimiste al mundo!


Comenta el M. I. Sr. D. José Antonio Gil Sousa
Celebramos hoy el V domingo de Pascua.
En la primera lectura (Hech.6,1-7) Pablo, en Jerusalén, ante la desconfianza de los primeros cristianos, procura acercarse y les cuenta su experiencia de encuentro con Cristo resucitado en el camino de Damasco.
Capilla de Armada. Conversión de San Pablo.

La primera carta de Juan (IJn.3,18-24) hace un llamamiento apremiante al amor sincero de unos  hacia otros. Si creemos en Cristo y guardamos sus mandamientos conseguiremos lo que pedimos. Su mandamiento es éste: que creamos en Él y nos amemos mutuamente.

En el Evangelio (Jn.15,1-8) Jesús se manifiesta como «la vid verdadera» y señala al Padre como el labrador. Nosotros somos los sarmientos que, si queremos tener vida, hemos de estar unidos a la Vid.


Columnas salomónicas en la capilla del Santo Crsito

Todo sarmiento unido a Jesús tiene que estar vivo, lozano y pujante para dar fruto y no defraudar las esperanzas y desvelos del Viñador.

El cristiano no puede guardar la vida recibida de Dios de una forma narcisista, solipsista e infecunda. Permanecer en Jesús es cumplir sus mandamientos y vivir su misma vida.  

 “Por tu pasión y muerte de cruz, bendito Cristo de Ourense, ampáranos en la vida y en la muerte”.

¡Que el Santo Cristo os bendiga!

Dejar una Respuesta

    Nombre (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Asunto

    Mensaje

    Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por el Cabildo de la Catedral de Ourense. La finalidad de la recogida de estos datos es la de atender a tu solicitud. Estos datos son enviados directamente a courense@artisplendore.com, cuenta de email situada en un servidor de la Unión Europea. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, olvido, portabilidad, limitación a tratamiento, cancelación y oposición enviando un correo electrónico a courense@artisplendore.com Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en la Política de Privacidad de esta web.