• 30 abril, 2020

Novena al Santo Cristo de Ourense

Novena al Santo Cristo de Ourense

 

6º Día de la Novena al Santo Cristo de Ourense
La Flagelación y Coronación de espinas. Mt. 27, 26 – 30.
“Les soltó a Barrabás y a Jesús, después de azotarlo, lo entregó para que lo crucificaran”. Señor, tus azotes me recuerdan la necesidad de hacer penitencia (oración, ayuno y limosna) para llegar contigo a la Pascua.
Pilato se lava las manos y entrega a Jesús a la pasión y a la muerte de cruz. Pilato es romano, no conoce a Jesús ni le interesa; sólo le preocupa que su hoja de servicios no se vea manchado por el evento del nazareno. Pero Jesús nos revela algo sustancial para todos: “Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo: el que coma de este pan vivirá para siempre”. Jn. 6, 44 – 51.

 

Nuestra oración no es un acto meramente voluntario. Es la respuesta a Dios que nos llama. Se nos invita a dejar nuestra comodidad y abrirnos a un nuevo estilo de vida., que es una vida de donación y sacrificio en bien de los hermanos más necesitados. Cuando nos sentimos inspirados por algo bueno también es Dios quien nos da un tirón del corazón o nos inspira una buena acción. Así trabaja Dios en nuestro mundo. “Señor, tú tienes palabras de vida eterna”.
Jesús hizo el signo y ahora les presenta la Verdad de lo que quería decirles: “Yo soy el pan de la vida”.  No os detengáis en las cosas terrenas. “Creed en mí, eso os basta”.
La cosa es sencilla y a la vez complicada: solo se requiere creer en Jesús. Creer que Él es el pan de vida y comerlo. Basta la fe que obra por la caridad.
“Por tu pasión y muerte en cruz, bendito Cristo de Ourense, ampáranos en la vida y en la muerte”. Pidamos al Santo Cristo de Ourense por nuestras intenciones y por las intenciones de toda la Iglesia (breve silencio).
 
Oración en tiempos difíciles: Haz que en medio de las luchas y las pruebas de la vida nos sintamos partícipes de tu pasión, − para experimentar en nosotros la fuerza de tu redención. Apiádate de nosotros, Señor.
Oración: Oh Dios, que quisiste que tu amantísimo Hijo sufriese por nosotros el suplicio de la Cruz para arrojar de nosotros la tiranía del enemigo, concédenos a tus siervos, conseguir la gracia de la Resurrección. Por Cristo Nuestro Señor. Amén
 

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por el Cabildo de la Catedral de Ourense. La finalidad de la recogida de estos datos es la de atender a tu solicitud. Estos datos son enviados directamente a courense@artisplendore.com, cuenta de email situada en un servidor de la Unión Europea. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, olvido, portabilidad, limitación a tratamiento, cancelación y oposición enviando un correo electrónico a courense@artisplendore.com Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en la Política de Privacidad de esta web.